La esmeralda que tienes que comprar.

La esmeralda es una de las piedras que más nos suelen solicitar, será porque es una de las 3 gemas preciosas que tenemos en joyería: rubí, zafiro y esmeralda. Pero, ¿Qué sabemos realmente de la esmeralda?

 sortija de oro blanco con diamantes talla brillante y esmeralda natural talla esmeralda. Tasación de joyas y antigüedades. 

La esmeralda forma parte de la gran familia del berilo, es una gema de color verde hierba y normalmente lo recibe por la existencia de cromo en su composición.

 

Dentro de las calidades de la esmeralda siempre vamos a mirar su transparencia. Si la piedra es opaca o no se ve a través de ella tendremos una calidad mucho más baja que una esmeralda con transparencia. Si bien es cierto la máxima calidad de las esmeraldas va a ir determinada por la máxima saturación de color sin perder transparencia.

La talla predilecta de la esmeralda es la talla que recibe su mismo nombre: Esmeralda. 

 esmeraldas naturales inclusiones esmeraldas. tasación de esmeraldas y joyas.

Los clientes siempre nos relatan historias de cuando compraron una esmeralda que quieren montar, dónde y cuanto se gastaron. Pues bien, si tienes dudas de la procedencia, calidad o diseño lo más fácil es preguntar a especialistas.

 

Si bien es cierto que las Esmeraldas de Colombia son las de mayor reputación, las más conocidas y apreciadas por lo que comúnmente llamamos: “los jardines”; podemos encontrar esmeraldas de gran calidad en Zambia o en Brasil.

 

Personalmente las esmeraldas de Zambia, por su saturación de color y su limpieza, en cuanto a inclusiones se refiere, son mis preferidas. Además se pueden encontrar a un precio más asequible si se sabe dónde buscar.

Fura es la esmeralda más grande del mundo con más de 11 mil quilates.

 

Otra cosa muy importante a la hora de la selección de las gemas es tener en cuenta los tratamientos que podemos encontrar y que en algunos casos deberían bajar el coste de esas piedras.

 

 colgante de esmeralda y diamantes talla brillante.

En las esmeraldas encontramos, en un porcentaje muy elevado, las impregnaciones. Son líquidos introducidos en las esmeraldas, estos líquidos pueden ser de origen natural (normalmente aceites) o sintéticos (resinas de diferentes tipos).

Normalmente las resinas son introducidas en las esmeraldas de calidad más baja. Este tipo de impregnación se realiza para cubrir o rellenar cavidades o fracturas de la gema. Las resinas Epoxi (las más utilizadas) no se eliminan con disolventes como los aceites, éstas son casi imposibles de eliminar, es por ello que es un tratamiento que los gemólogos y los joyeros consideramos mucho más grave que el tradicional relleno con aceites, aunque la normativa no recoge la diferencia.

 

Actualmente las esmeraldas sin ningún tratamiento o aceitado pueden llegar a duplicar el precio de las esmeraldas tratadas.

La forma de detectar este tipo de tratamientos siempre va a ser la fluorescencia que presenta a luz ultravioleta. También podemos llegar a utilizar procedimientos más extremos, como introducir la piedra en disolventes, si desaparece y se disuelve el aceite y aparecen grietas podremos determinar que esa piedra estaba rellena con aceites que permitían tapar esas imperfecciones de la piedra.

En joyería antigua con monturas cerradas nos podremos encontrar otro tipo de tratamientos como tinciones o fondos coloreados.

 

También debemos estar atentos, ya que en la actualidad nos encontramos muchos cartelitos de descripciones de joyas en las que pone: “Esmeralda hidrotermal” o “Aguamarina hidrotermal”. No, normalmente no se refiere a su origen, esta nueva fórmula de descripción hace referencia a la síntesis de la piedra. Es decir, estamos comprando una gema sintética.

 tasación de joyas, sortija de oro blanco con diamantes talla brillante y esmeralda natural.

 

En el comercio actual podemos encontrar un alto porcentaje de esmeralda sintética que, a diferencia de los corindones (rubí y zafiro), no se utilizan para fines industriales, si no gemológicos. Es por esa razón que las esmeraldas sintéticas deben parecerse lo más posible a las naturales en cuanto color, aspecto, propiedades, inclusiones y pureza. 

 

 

Nunca debemos caer en el mito de: “si está limpia es sintética”; puesto que muchas esmeraldas son craqueadas para que parezcan inclusiones naturales. Además de que muchas síntesis dejan residuos e inclusiones como fundente o placas.

 

Apoyarse en especialistas siempre es un acierto. Si llevas tiempo pensando en comprarte o hacerte una joya con una esmeralda, pedir presupuesto siempre es una solución. Puedes sorprenderte y hacer realidad tu sueño.