DESCUBRIENDO LA BELLEZA DE LAS PERLAS DE AGUA DULCE

Perfectamente creadas por la naturaleza, las perlas fueron las primeras gemas deseadas por nuestros antepasados prehistóricos, quienes las encontraron por suerte al abrir moluscos como alimento, y fueron deslumbrados por el luminoso brillo que emanaba de estos presentes del mar.

perlas de agua dulce

 

Al desarrollarse las civilizaciones, tanto hombres como mujeres comenzaron a apreciarlas por su belleza y como adornos personales. La joyería con perlas se volvió la favorita entre los más altos escalafones de todas las sociedades del mundo.

El alto valor monetario de la perla fina o perlas naturales restringió su adquisición y pertenencia a la élite mundial, donde sólo Reyes y Reinas podían poseerlas.

Pero todo esto cambió con la visión e innovación tecnológica de un hombre en los albores del Siglo XX: Kokichi Mikimoto, el padre reconocido de la perla cultivada.

Las Perlas de Agua Dulce tradicionalmente eran cultivadas utilizando piezas de tejido del manto de un mejillón donador, que se insertaban en el manto de la ostra hospedadora. Pero innovaciones recientes llevaron a un nuevo tipo de cultivo: insertando un núcleo dentro del cuerpo del mejillón, muy similar al método empleado en el cultivo de Perlas de Agua Salada.

Las Perlas de Cultivo de Agua Dulce tienen la más amplia variedad de formas, tamaños y colores de entre todos los tipos de perlas de cultivo.

 

Poseen una gran variedad de colores naturales. Los más comunes son los blancos y los tonos pastel rosado, blanco-rosado, plateado, dorado, crema, verdosas, azuladas y negras. Existen otros colores como el verde-dorado, el púrpura oscuro y el bronce, pero son muy raros y pueden obtener un valor Premium.

Los colores teñidos como el negro, el chocolate y el arándano se consideran mucho menos valiosos que los colores naturales.

 

Tras cosechar las perlas, éstas son vendidas a fábricas de procesado.

El procesado estándar consiste en el blanqueado de las perlas blancas y casi-blancas, el pulido y un tratamiento con calor para mejorar el lustre.

Son muy pocas las perlas que logran evitar estos tratamientos y casi todas las perlas que se encuentran en los mercados internacionales han sido sometidas a algún tipo de tratamiento.

 

¿Cuáles son esos tratamientos?

Blanqueado: Se utiliza para quitarles tonos desagradables. El blanqueado se utiliza también para alterar el color de las perlas Tahití y conseguir las Perlas “Chocolate”.

Teñido: Es la operación más frecuente para obtener colores fantasía, tras blanquearlas se tratan con diversos colorantes.

Irradiación: Se hace con rayos gamma y se distinguen por el tono  diferente al de las perlas negras naturales.                        

Impregnación con aceite: Se impregnan superficialmente con aceites para modificar el lustre o el color.

Pelado: Se separan capas con un instrumento muy fino.

 

¿Qué debemos valorar en las Perlas de Agua Dulce?

-Por supuesto el color de la perla y el oriente.

-También es importante el lustre. Las Perlas de Agua Dulce más raras tienen un lustre metálico parecido al de un espejo. Este fenómeno a menudo es más fácil de encontrar entre las perlas de colores oscuros o de tonos pastel, pero también existen las perlas blancas metálicas.

-La forma más común en las perlas de Río es la forma barroca, aunque también, se encuentran formas simétricas tales como las gotas, los botones y los óvalos.

-Las Perlas de Agua Dulce tienen una gran variedad de tamaños que depende de los períodos de crecimiento. Las tallas más comunes varían entre los 6 a los 12 milímetros.

-Las Perlas de Agua Dulce están compuestas de nácar sólido, por lo que tienden a poseer muchas más inconsistencias de crecimiento (por ejemplo, anillos) qué otros tipos de perlas. Las manchas no siempre le restan belleza a la perla, pero una superficie más limpia es obviamente más valiosa.

-El espesor es de una importancia extraordinaria, se considera que un recubrimiento de capas de cultivo de 2mm es una calidad muy buena.

¿Quién no ha usado un collar o unos pendientes de perla?

Son un básico que favorece a todo el mundo. Apuesta por las Perlas de Agua Dulce pues son elegantes y delicadas, son un claro símbolo femenino,  y dan lujo y clase a cualquier tipo de joyería.